7 consejos para reducir la ansiedad en la búsqueda de empleo

¿Te sientes ansioso por tu búsqueda de empleo? No es el único. La competencia por el empleo es feroz y la búsqueda puede ser agotadora.

En este artículo, trataremos las señales de advertencia de que puede estar experimentando ansiedad en la búsqueda de empleo y las formas de reducirla.

¿Qué es la ansiedad en la búsqueda de empleo?

Muchas personas que buscan trabajo experimentan ansiedad, o un estado de temor e inquietud, mientras trabajan para conseguir un nuevo empleo. Esto puede ser causado por una serie de cosas, incluyendo el rechazo que viene con la aplicación, la incertidumbre del futuro, y el estrés asociado con la entrevista.

Señales de advertencia de la ansiedad en la búsqueda de empleo

Es importante conocer la diferencia entre la frustración y los nervios que se producen durante cualquier búsqueda de empleo y la ansiedad que puede afectar a su salud mental.

Estos son algunos signos de advertencia de que puede estar experimentando ansiedad en la búsqueda de empleo:

  • Dificultad para levantarse de la cama y/o concentrarse
  • Aumento de la irritabilidad
  • Desinterés por las aficiones habituales
  • Sentimientos de impotencia y/o inutilidad
  • Espacio desordenado y/o sucio
  • Procrastinación

Es importante señalar que estos sentimientos pueden surgir en cualquier persona durante el proceso de búsqueda de empleo. Se convierte en un problema más importante cuando persiste y afecta a tu capacidad para vivir tu vida diaria, como solías hacerlo.

En la siguiente sección, trataremos las formas de reducir la ansiedad y recuperar el control de la búsqueda de empleo.
Cómo hacer frente a la ansiedad en la búsqueda de empleo

Siga una rutina.

Cuando tienes un trabajo a tiempo completo (o incluso a tiempo parcial), se espera que cumplas un horario. Puede ser de 9 a.m. a 5 p.m., de 10 a.m. a 7 p.m., o algo más. La cuestión es que te ciñas a ese horario.

A la hora de buscar un nuevo empleo, trátalo como tu trabajo. Esto significa trabajar un número determinado de horas, hacer descansos regulares y fichar al final de la jornada.

El problema al que se enfrentan muchos durante la búsqueda de trabajo es que ésta se traslada a su vida cotidiana. Al igual que es importante tener un equilibrio entre el trabajo y la vida privada, es fundamental que sigas una rutina que te permita desconectar.

Esto te asegurará tener tiempo para nutrirte fuera del «trabajo» a través de la socialización, los pasatiempos y más.

Incorpora pequeñas victorias en tu agenda.

Cuando buscas trabajo, no sólo estás buscando. Estás enviando correos electrónicos, investigando a las empresas y a los responsables de la contratación, contactando con tu red de contactos, haciendo nuevas conexiones y mucho más.

Puede ser abrumador y eso puede traducirse en ansiedad.

A medida que abordas tus tareas a lo largo del día, incluye algunas victorias que te mantengan motivado. Esto puede estar relacionado o no con tu búsqueda de empleo, como por ejemplo

  • Leer un capítulo de un nuevo libro.
  • Conectar con alguien de tu sector en LinkedIn
  • Llegar a un nuevo nivel en Duolingo.

Sea lo que sea lo que puedas conseguir y te haga feliz, inclúyelo en tu agenda.

Recuerda que no es algo personal.

Aunque es difícil tener esto en cuenta, hay muchos factores y variables fuera de tu control que afectan a los candidatos que los directores de contratación tienen en cuenta para un puesto. Por lo tanto, el hecho de que te hayan rechazado no significa que no le hayas gustado al equipo.

Deténgase cuando piense o diga cosas como ¿Qué estoy haciendo mal?. En lugar de eso, tómate cada interacción con las empresas como una oportunidad para aprender. También puede ayudar recordar que cada «no» te acerca un paso más a tu «sí».

No ponga todos los huevos en la misma cesta.

Cuando encuentras una oportunidad que aparentemente se alinea con lo que estás buscando, es fácil emocionarse y empezar a fantasear con ella.

Digamos que llegas a la tercera ronda de un proceso de entrevistas. Es posible que dejes de hacer entrevistas en otros lugares porque tienes fe en que ésta funcionará. Resiste ese impulso.

Como ya hemos dicho, hay innumerables factores que influyen en las decisiones de los responsables de contratación. No se comprometa con una empresa a menos que ésta se haya comprometido con usted mediante una oferta de trabajo.

Operar con flexibilidad y adaptabilidad te permitirá mantenerte motivado a pesar de la decepción que puede suponer la búsqueda de empleo.

Desestrésate cada día.

Una vez que hayas fichado por el día, es importante que participes en actividades que desestresen tu sistema nervioso y te devuelvan la energía.

Aunque tengas la tentación de entrar en las redes sociales, no lo hagas. A menudo, acabamos distrayéndonos con los estímulos de ver Netflix o TikTok en lugar de relajarnos.

Aquí algunas alternativas mejores:

  • Salir a caminar, correr o montar en bicicleta en la naturaleza.
  • Escuchar música o un podcast.
  • Colorea o lee un libro.
  • Ponerse al día con los amigos y la familia.
  • Meditar.
  • Jugar a juegos de mesa.

Cambia de estrategia.

Si su estrategia actual le hace sentirse ansioso, cambie algo. Por ejemplo, puede que sentarse en casa todo el día no sea productivo para ti. Quizás trabajes mejor en una cafetería o en un parque.

¿No tienes mucho éxito con tu currículum? Prueba a contratar a un redactor de currículos o a que alguien lo revise.

Es habitual sentirse atascado durante la búsqueda de empleo, lo que puede provocar ansiedad. Adaptar tu estrategia puede ayudar a aliviar algo de esto y hacer que te sientas capacitado durante tu proceso.

Pida ayuda.

Si sigue teniendo problemas y no sabe por dónde seguir, pida ayuda. La ansiedad en la búsqueda de empleo es increíblemente común y no debería enfrentarse a ella solo. Considere la posibilidad de acudir a un terapeuta que pueda ayudarle a descubrir nuevas formas de vivir este viaje.

Dentro de tu propia comunidad, acude a tus amigos y familiares. Aunque no siempre entenderán por lo que estás pasando, pueden ofrecerte el apoyo que necesitas.

Deja un comentario