Saltar al contenido

México Emprende

Cada vez más personas de las más diversas edades y condiciones, se aventura a emprender un negocio propio. En ocasiones la gran mayoría de estos jóvenes emprendedores mexicanos fracasan en su intento y las razones son diversas.

Pero iniciar con un emprendimiento no puede ser el resultado improvisado a una situación laboral repentina y no deseada como lo es un despido o no encontrar un empleo bien pagado. El escenario de la economía actual prácticamente generalizado, es de crisis profunda requiere mas apoyos o ayudas a los emprendedores por medio de programas del gobierno e incubadoras de negocios.

No es suficiente tener el espirtu emprendedor hay que preparar un plan de negocios coherente y realista, que se apoye en los recursos disponibles a corto y medio plazo para crear negocios exitosos.

El Plan de negocios

Surge la necesidad de desglosar el proceso de emprendimiento, y las fases necesarias para comenzar un negocio exitoso. Partiendo de la base de conceptos básicos como qué supone montar o iniciar un negocio propio, desde diferentes puntos de vista como el legal.

Así como los pros y los contras a los que se enfrenta el que decide seguir adelante con las instancias pertinentes de constitución de su empresa.

El modelo de negocios

Llegamos al primer paso que todo emprendedor debería dar antes de ejercer realmente como tal: averiguar los detalles del negocio rentables que se trae entre manos, y asimilar todo el conocimiento posible acerca, tanto de la puesta en marcha como de la proyección en el medio plazo. Existen diferentes modelos de negocios tales como las franquicias, las empresas conocidas como multinivel, o el marketing de afiliados. Así como un esbozo razonable de las aspiraciones en el largo plazo.

Una vez concebida esta idealización de nuestra concepción de como emprender un negocio, habría que pasar a los conceptos técnicos que requieren solución uno por uno. Si perteneces a las  microempresas o PYMES Es decir, qué es lo que quiero transformar en beneficio: un producto o un servicio.

A quién pretendo cobrarle por esa mercancía o trabajo, o sea, cuáles serán mis clientes tipo y por qué. Qué otros negocios en las inmediaciones físicas o virtuales competirían conmigo y con qué ventajas y desventajas cuento. La forma de promocionarte o hacer marketing ya sea digital o tradicional.

Las ideas de negocios

Sí se dispone de algunos recursos económicos o de contactos adecuados, sería deseable llevar nuestra idea de negocio una vez madura al despacho de un consultor convenientemente capacitado. Cuántas buenas ideas se han topado con un escollo que pudo haberse evitado y que resultó insalvable, simplemente porque no se contrastaron los conceptos técnicos generales con la debida ayuda profesional.

Es necesario hacer muchos números y bien hechos, sobre todo si no se dispone del dinero efectivo en el momento de querer abrir un negocio, y se va a recurrir a inversiones,  criptomonedas préstamos o créditos bancarios, apoyos del gobierno o de familiares y allegados o de ambas fuentes. Pues en estos casos la responsabilidad que se asume es múltiple y por lo tanto el esfuerzo en la concepción, debería ser también más grande.

¿Como emprender o iniciar un negocio propio?

Podría compararse con actividades artísticas como la pintura, la música o el canto. Todo el mundo puede entonar algo, y hay personas que sin recibir clase alguna saldrían bastante airosas de la prueba. Otras son incapaces de poner una nota correcta detrás de la otra.

Para las del primer tipo, hay una fuerte probabilidad de éxito como profesionales si se someten al entrenamiento adecuado y para las del segundo tipo, sólo en el caso de una motivación extraordinaria y de un sobreesfuerzo continuado, se podría sacar algo de ellos; a veces ni aún así.

Por tanto, hay que ser consciente de las propias limitaciones como empresario, así como de las condiciones personales que se tienen y que se está dispuesto a mejorar. Se dice y no sin razón, que

“El que quiera escapar de un trabajo de 9 a 5, que se prepare para trabajar por cuenta propia las 24 horas del día, 7 días a la semana”.

Por otra parte, el que quiera tener Suerte en los Negocios deberá primero prepararse, pero inmediatamente después Tomar Acción. Que la Suerte te sorprenda Emprendiendo.

Y es que el 80% de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) quiebran antes de los cinco años iniciales, y el 90% tienen una vida como mucho de algo más de 9 años. Para paliar y evitar en lo posible estos datos descorazonadores, los organismos públicos dependientes de los Ministerios correspondientes, se esfuerzan en allanar el camino del empresario.

Razones para el fracaso de una Empresa:

  1. Lanzar un Producto para un Mercado inexistente o que no está dispuesto a pagarlo. El caso de un Servicio, es exactamente el mismo. Hay que ver además si es el momento adecuado y si de existir ese Mercado, resulta ser lo suficientemente grande.
  2. Contar con un Equipo Directivo incompetente. Si el Centro Neurálgico del Negocio, resulta que no emprende las estrategias adecuadas y no toma las decisiones necesarias en todas las ocasiones posibles, mal va a llegar a buen puerto. Deberá contar además con la capacidad de manejar el capital humano con sabiduría, valorando este recurso vital y sabiendo motivarlo convenientemente.
  3. Un Modelo de Negocio inadecuado. Conseguir clientes y fidelizarlos es la sabia de toda empresa. Se piensa en bastantes más ocasiones de las esperadas, que esta labor resulta sencilla, cuando realmente es la que necesita de mayor atención.
  4. No ejecutar una previsión financiera acertada, encontrándose el negocio sin recursos monetarios de forma repentina, lo que supone que no se puede mantener el delicado equilibrio: entrada-salida del flujo de caja, precipitándose la empresa hacia la quiebra irremediablemente.
  5. El Producto no consigue enganchar la Demanda de forma que se genere la puesta en marcha que mantiene la maquinaria empresarial en movimiento.