Cómo hablar con tu jefe de un compañero que es problemático

No importa qué tan extrovertidos y sociables nos consideremos, es imposible que todo el planeta nos caiga bien. Hay entornos específicos donde esto se torna aún más difícil, ejemplificando, en el campo laboral.

Aunque una compañía puede presumir de tener un ambiente de trabajo sobresaliente, la verdad es que es poco factible que toda la gente en aquel sitio se agraden entre sí. Con suerte, se toleran o se permiten. Sin embargo, lo más común es que en todos los centros de trabajo haya por lo menos una persona con carácter difícil.

Una vez que hablamos de un compañero problemático, así sea pues no trabaje, se considere líder, sea bastante chismoso, realice bullyng a otros, o cualquier fundamento referente, el ambiente de trabajo se torna tenso para todos, inclusive en la situación de que el problema se dé especialmente entre 2 personas. Es algo que puede perjudicar a todo los accesorios, y no debe pasar inadvertido por los mejores.

Lo más aconsejable es informar al líder o responsable sobre dichos inconvenientes.

Entendemos que en un inicio podría parecernos incómodo, debido a que quizá no deseamos sentirnos como soplones o chismosos. No te preocupes, si sabes cómo comunicar el problema, tendrás la posibilidad de ahorrarte varios inconvenientes. La clave está en saber cómo dialogar con tu líder sobre este caso. Cómo decirle a tu líder que un compadre de trabajo es problemático

Elige un lugar neutral y seguro para dialogar acerca del problema de preferencia en el espacio de trabajo No te proponemos las regiones habituales, salvo para concertar un dialogo con tu líder, lo mejor es un espacio privado donde se logre platicar con naturalidad sin embargo sin que haya oídos chismosos alrededor.  Aguardar el instante correcto. Se debe saber en qué momento comunicar algo, pues hay instantes que permanecen lejos de ser los superiores, ejemplificando, los días atareados o de resultados negativos.

Espera un rato neutral además antecedente de acercarte a tu jefe.  No te tornes víctima, sé objetivo. Recordemos que por el momento no estamos en un ambiente estudiantil, ya somos adultos. Tomar el papel de víctima no te ayudará, es mejor que expliques con madurez los aspectos de problema, y muéstrate abierto a dialogar además con aquel compañero en un dialogo entre los 3.

Oír a tu compañero, sé respetuoso, escúchalo hasta que culmine de exponer sus aspectos y van a poder hallar una contestación. Si él no hace lo mismo, quien queda mal frente a el jefe, es él, no tú.  Abordar el asunto sin imputar. Puedes comenzar definiendo que sientes que algo no va completamente bien con aquel compadre y exponer los motivos, empero cuidando de imputar sin más, sino con cierta empatía, esto te dará una imagen de madurez y respeto.

Deja un comentario