Compórtate como una marca

Seguramente las generaciones actuales de jóvenes son de las que más oportunidades han tenido en la historia de la humanidad, paradójicamente las tienen tan lejos y tan cerca, uno de sus más grandes desafíos es lograr aprovecharlas.

Según la Organización de las Naciones Unidas la juventud comprende el rango de edad entre los 12 y los 24 años, en la Comunidad Europea oscilan entre 15 y 29 años, y para el caso de México es de 12 a 29 años.

Para contribuir con ellos es importante conocer qué los identifica como generación, por ejemplo los jóvenes mexicanos generalmente son confiados, luchones, creativos, nobles, amigueros, sociables, cuestionadores, solidarios, entre otros más.

En ocasiones estas extraordinarias características los hacen muy vulnerables al entorno por lo que se requiere inviertan esta tendencia para aprovechar sus cualidades de la mejor manera posible y al mismo tiempo mitigar su vulnerabilidad. Una estrategia factible es que se comporten como una marca y de esta manera convertirse por default en un activo. Así como las empresas cuidan sus marcas para competir, los jóvenes podrían hacer algo similar.

La marca es un signo distintivo de un producto o servicio en el mercado, las empresas buscan su posicionamiento, hoy los jóvenes necesitan lo mismo en este mundo tan complejo. La siguiente lista muestra algunas características de las marcas, están contextualizadas a los jóvenes y cómo las podrían utilizar a su favor.

Imagen

Es la representación de una persona, actualmente abarca tanto lo físico como lo digital. Hoy las redes sociales son una ventana a la imagen, el 80% de los usuarios mexicanos jóvenes las usan. Es importante comprender que esto los convierte en perfiles públicos con las consecuencias que esto conlleve.

Simplicidad

Ser simple es una cualidad necesaria ante la complejidad del contexto actual. La simplicidad ayuda a distribuir la complejidad, esto es una gran estrategia porque facilita a los jóvenes algo que tiene mucho valor en la actualidad: sintetizar.

Diferenciación

Seguramente son únicos y aunque suene contradictorio al mismo tiempo son igual que todos. Lo importante para diferenciarse es reconocer en esencia qué aptitudes, actitudes y motivaciones los hace diferente a los demás y cuáles comparten. Identificar lo anterior les facilita abrirse puertas en el campo laboral.

Confianza

Posiblemente para que se pueda confiar en los jóvenes, ellos deben poner el ejemplo en carne propia y tener la seguridad en sí mismos y en sus propias cualidades. Es notable cuando las personas tienen esta característica.

Funcionalidad

Ser prácticos y útiles seguramente impactará en su desempeño, las características de la vida actual así lo demandan. Ser altamente funcional ayuda a conseguir resultados determinados, un joven funcional cabe en cualquier lugar.

Credibilidad

Lo que digan y hagan es necesario que sea creíble y aceptable, de esto depende el futuro de sus relaciones, tanto personales como laborales. Gozar de mayor credibilidad es una virtud. Hoy los jóvenes están rodeados de una gran cantidad de información errónea, dudosa y falsa, cuando aprenden a discernirla se ve reflejado en su credibilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here