Saltar al contenido

Cómo lograr mejores ventas con la fidelización de clientes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Encontrar nuevos clientes es uno de los propósitos fundamentales de toda empresa con el fin de obtener mayores ganancias, para ello se destinan grandes sumas de dinero a través del departamento de marketing que a su vez se encarga (entre otras cosas) de planificar, implementar y controlar una serie de actividades destinadas a captar nuevos clientes. Una de  estas medidas es la que se lleva  a cabo a través de la publicidad que en base al público objetivo elegido, es decir, el destinatario ideal de una determinada campaña, producto o servicio, busca incrementar nuestra cartera de clientes a favor del beneficio económico de nuestro negocio a corto, mediano o largo plazo.

Sin embargo, uno de los puntos fundamentales que muchas empresas olvidan es el referido a la fidelización de los clientes, que básicamente consiste en lograr que un cliente ya obtenido se convierta en un cliente fiel a nuestra marca, producto o servicio, lo que a la postre se traducirá en más y mejores ventas. Además, esta fidelización también representa un gran valor ya que si un cliente se encuentra satisfecho las probabilidades de que nos recomiende a otros consumidores son muy altas, que es lo que comúnmente se conoce como la publicidad de boca a boca.

La publicidad del boca a boca es altamente valorada puesto que es percibida como una comunicación de alta credibilidad, ya que la gente está más inclinada en creer en la palabra de un amigo o conocido, acerca de su satisfacción con una marca, producto o servicio que propiamente en un anuncio que ha llegado a ver o escuchar en otro medio.

La fidelización es un concepto de marketing que designa la lealtad de un cliente a una marca, producto o servicio que adquiere o a los que recurre cotidianamente. Para lograr esta fidelización de un cliente es importante brindarle un buen servicio, que este sea rápido y amable, que se sienta en un ambiente agradable y cómodo, así como darle un trato personalizado, mantener el contacto a través de la vía telefónica o por correo electrónico, enviarle y ofrecerle descuentos y promociones como en el día de su cumpleaños o en su aniversario como cliente, regalándole cupones de descuento para su próxima compra o bien obsequiándoles con diversos incentivos. Si un cliente se siente satisfecho es muy probable que vuelva a adquirir nuestros productos y servicios.

Uno de los esquemas de fidelización de clientes que más éxito ha tenido en los últimos años es el uso de incentivos para fortalecer los lazos entre la empresa y los clientes. Bajo este esquema tenemos un gran abanico de posibilidades dependiendo del giro de nuestro negocio: ropa, Kilómetros Premier, monederos electrónicos, tarjetas de regalos, reembolsos, accesorios, libros, tickets para diversos eventos, fondos de pantalla para computadoras de escritorio o teléfonos móviles, así como diversos regalos y/o promociones donde el límite es solo la imaginación.  Todos estos productos van acompañados del logotipo de nuestra marca lo cual sin duda potenciará su valor ya que nos llevarán con ellos a todas partes.

Otro de los esquemas de fidelización de clientes que más auge ha tenido en los últimos años son los viajes, todos queremos viajar y si la opción viene de regalo de parte de una empresa de la que ya somos clientes, mejor que mejor.  Basándonos en esta idea el abanico de posibilidades se extiende aún más ya que el incentivo puede ser desde un pequeño viaje local, hasta unas grandes vacaciones con todo incluido fuera del país de residencia de nuestros clientes. La mejor inversión es su felicidad: no lo olvides clientes felices, clientes fieles.

En conclusión, la fidelización de los clientes en base a regalos y/o promociones, así como un excelente servicio y tiempo de respuesta rápido, no solo nos permite que vuelvan a comprar o adquirir nuestros productos, o a continuar visitándonos, sino que también nos permite lograr que recomienden nuestro producto o servicio, lo que tradicionalmente se le conoce en el mundo de la mercadotecnia como el “Marketing de boca en boca”, lo que en pocas palabras se traduce en una sola idea: clientes satisfechos, mejores resultados.