felicito calurosamente al gobierno Alemán por permanecer en México y no dejarse amedrentar por D.Trump, como lo ha hecho con otros países, que han decidido no seguir invirtiendo en México. LOS MEXICANOS POR ESTE HECHO DEBEMOS CONSUMIR EN AGRADECIMIENTO AL PUEBLO ALEMAN COMPRAR VW y no comprar otras marcas como las japonesas y las estadounidenses. México va a cambiar pronto

Responder