Saltar al contenido

Granja de Caracoles: Cómo Iniciar un Criadero Paso a Paso

07/11/2023
Saborea el Éxito Emprendiendo en la Cría de Caracoles y Aprende con los Mejores

La cría de caracoles se ha convertido en una actividad ganadera rentable que ha ganado popularidad en los últimos años. Montar una granja de caracoles, también conocida como criadero de caracoles, puede ser un proyecto emocionante y lucrativo si se tienen en cuenta varios factores clave y se sigue un enfoque paso a paso.

En esta guía detallada, te mostraremos cómo establecer tu propia granja de caracoles, resaltando los aspectos más importantes para el éxito de este emprendimiento. Si requieres capacitación para iniciar mira este curso de helicicultura presencial

PASO 1: Selección del Terreno

Antes de embarcarte en la aventura de la cría de caracoles, debes elegir cuidadosamente el terreno adecuado para tu granja. Asegúrate de que el terreno sea relativamente plano, con una buena exposición a la luz solar. Es fundamental que el suelo no se encharque y que esté bien drenado. Además, el terreno debe ser lo más cuadrado posible para aprovechar al máximo el espacio disponible y minimizar los costos de construcción. Un buen cerramiento es esencial para evitar la entrada de animales no deseados a tu criadero de caracoles.

Si el terreno tiene una ligera pendiente, esta puede ser beneficiosa para ayudar a eliminar el exceso de agua de los recintos de engorde. La inclinación ideal dependerá de tu preferencia, ya que los caracoles no tienen problemas con pendientes pronunciadas. No obstante, es importante considerar tu comodidad al trabajar en la granja. Además, ten en cuenta el costo total del terreno, ya que debes buscar una opción económica y asequible.

Distribución del Criadero de Caracoles

En la actualidad, se recomienda distribuir los parques de engorde en recintos en lugar de en líneas. Esto tendrá un impacto en las dimensiones de tu criadero, tanto en el ancho como en el largo, y su ubicación dentro del terreno. Es aconsejable que los recintos no superen los 50 metros de largo y ancho. Si excedes estas dimensiones, es más conveniente dividirlos en dos recintos separados.

Es esencial contar con al menos dos recintos en cada granja para permitir una correcta rotación y regeneración de los caracoles en cada temporada. Una distribución cuadrada de los recintos suele ser más eficiente en términos de uso de materiales, como los perfiles antifuga. Con menos metros de perfil, podrás cerrar un área mayor, lo que se traducirá en recintos más grandes con menos gastos.

PASO 2: Estructura de la Granja de Caracoles

La estructura de la granja tiene la función de soportar las mallas de cerramiento y las líneas de riego. Es importante diseñar una estructura resistente y al mismo tiempo económica. La resistencia al viento es crucial, por lo que no se recomienda hacer una estructura liviana que pueda verse afectada por condiciones climáticas adversas.

Una estructura bien diseñada es una inversión a largo plazo que evitará gastos innecesarios en el futuro. En la actualidad, se utilizan estructuras que refuerzan el perímetro del criadero, sustituyendo los hierros tradicionales por cables tensados. Esta modernización puede ahorrar hasta un 30% en costos. Es importante no subestimar la importancia de una estructura sólida, ya que el viento puede ejercer una fuerza considerable sobre las mallas de cerramiento.

PASO 3: Sistema de Riego

El sistema de riego es esencial en tu granja de caracoles para mantener la humedad adecuada en los recintos. Una vez completada la estructura metálica, debes instalar alambres a intervalos de 1 metro de ancho, que servirán como soporte para las mangueras de riego.

Una de las mangueras (la que pasa por el centro de la zona de vegetación) debe sostener la manguera de polietileno (PE) a la que se conectarán los nebulizadores. Los alambres también servirán para fijar la malla del techo, lo que garantizará un cerramiento total para evitar fugas y depredadores.

El cálculo del riego dependerá del tamaño de tu criadero, pero para un parque de engorde de 50×20 metros, se pueden utilizar mangueras de PE de 50 para la acometida y ramales de PE de 25 a lo largo de las zonas de vegetación. La acometida debe ubicarse en el centro del criadero, perpendicular a las zonas de vegetación. Los ramales irán a lo largo, encima del trébol y en el centro de las mismas.

El riego por nebulización se puede complementar con un sistema de riego por goteo en la zona de vegetación. Es importante evitar que el cerco de humedad de los goteros alcance la parte inferior de los refugios, ya que esto podría humedecer los excrementos que se acumulan debajo.

PASO 4: Perfil Antifuga

El perfil antifuga es esencial para evitar la entrada de roedores y evitar que los caracoles salgan de los recintos de engorde. Debe enterrarse a una profundidad de 8-10 centímetros en una zanja que se realiza con una azada. Para garantizar su efectividad, es importante asegurarse de que no haya hierbas cercanas que puedan servir de puente de salida. Por lo tanto, es común colocar una malla anti hierba junto con el perfil, enterrándola a ambos lados del perfil para evitar fugas por debajo.

PASO 5: Nebulizadores

Una vez que tu criadero de caracoles está casi completo, es hora de instalar los nebulizadores en los ramales de manguera de PE de 25. La distancia entre los nebulizadores dependerá de sus especificaciones, incluyendo el radio de riego y el consumo de agua en litros por hora. Asegúrate de que los nebulizadores seleccionados no consuman más de 30 litros por hora y que el radio de riego no sea superior a 1 metro del suelo. Mantener una distribución homogénea de la humedad en tu criadero es fundamental para el bienestar de los caracoles.

PASO 6: Vegetación en la Granja de Caracoles

Una vez que has completado el sistema de riego, es el momento de sembrar el trébol en la zona de vegetación de tu granja. Es importante preparar el terreno adecuadamente antes de sembrar el trébol, que servirá como refugio para los caracoles, aunque no como fuente de alimento, ya que estos se alimentarán principalmente de pienso.

La siembra de trébol se recomienda en septiembre u octubre para que esté bien crecido para marzo. También es posible sembrar en febrero y marzo, pero la vegetación necesitará más tiempo para desarrollarse. El trébol proporcionará un entorno ideal para los caracoles, ofreciéndoles sombra y refugio.

PASO 7: Cierre del Criadero de Caracoles

La malla de cerramiento en tu granja de caracoles es fundamental para mantener a salvo a los caracoles y protegerlos de depredadores. Idealmente, las mallas de cerramiento deben ser personalizadas para ajustarse perfectamente a tu criadero. Las mallas superiores, conocidas como mallas antigranizo, deben tener un ancho de 9 metros, mientras que las mallas laterales deben ser de 3 metros de ancho con un sombreado del 80%.

Primero, instala las mallas laterales, asegurándote de cerrar completamente el perímetro de tu criadero y fijándolas correctamente con perfiles de sujeción. Luego, coloca la malla del techo a lo largo del criadero, cubriendo cada arco de la estructura. Asegura la malla al perfil de la estructura para proporcionar un cerramiento completo que protegerá tu granja de las aves y otros posibles intrusos.

PASO 8: Mobiliario en la Granja de Caracoles

El mobiliario es esencial para facilitar la cría de caracoles en tu granja. Los refugios desempeñan un papel importante, ya que proporcionan condiciones ideales de temperatura y humedad para los caracoles, al tiempo que los protegen de la luz solar directa. En lugar de utilizar refugios de madera, se recomiendan los paneles tipo sándwich que se pueden adquirir a precios económicos. Estos paneles son duraderos, fáciles de limpiar y evitan la acumulación de suciedad en su parte inferior. Se deben disponer a ambos lados de cada pasillo de forma continua.

PASO 9: Suelta del Alevín

La suelta del alevín de caracol es un momento emocionante en la cría de caracoles. No es una tarea complicada, pero requiere ciertas consideraciones. Una vez que hayas recibido el alevín de caracol, asegúrate de que el criadero tenga una humedad adecuada, lo que facilitará que los caracoles se muevan y se dispersen con facilidad.

Distribuye las cajas de alevín uniformemente en el criadero para delimitar las áreas que debes llenar con cada caja. Abre las cajas y vierte el alevín en la vegetación. Hazlo una caja a la vez para evitar que los caracoles se salgan antes de la suelta. Si las condiciones climáticas son frías, puedes confinar temporalmente el alevín en una parte más reducida del criadero y cubrirlo con una manta térmica durante una semana o 10 días.

Es importante tener paciencia durante las primeras semanas, ya que los caracoles pueden parecer ausentes o escondidos. Búscalos en la parte inferior de las hojas de trébol, ya que es probable que se resguarden en ese lugar.

PASO 10: Requisitos para Montar una Granja de Caracoles

Antes de comenzar tu proyecto de granja de caracoles, es crucial entender que se trata de una actividad económica y ganadera. Asegúrate de cumplir con todos los requisitos legales y regulatorios necesarios en tu área, como licencias y permisos. Además, considera la inversión inicial, los costos de operación y el mercado al que planeas vender tus caracoles. La investigación y la planificación adecuadas son esenciales para el éxito de tu granja de caracoles.

Preguntas Frecuentes de la Granja de Caracoles:

¿Qué tipo de terreno es ideal para una granja de caracoles?

El terreno ideal debe ser relativamente plano, bien drenado, con exposición a la luz solar y un buen cerramiento para evitar la entrada de depredadores.

¿Cuál es la importancia de la estructura en la granja de caracoles?

La estructura es esencial para soportar las mallas de cerramiento y las líneas de riego, garantizando un espacio seguro y protegido para los caracoles.

¿Cuándo debo sembrar el trébol en mi criadero?

Se recomienda sembrar el trébol en septiembre u octubre para que esté bien crecido en marzo, proporcionando refugio a los caracoles.

¿Qué tipo de malla de cerramiento se utiliza en la granja de caracoles?

Las mallas de cerramiento deben ser personalizadas y deben incluir mallas antigranizo de 9 metros de ancho y mallas laterales de 3 metros de ancho con un sombreado del 80%.

¿Cuáles son los requisitos legales para montar una granja de caracoles?

Antes de comenzar, asegúrate de cumplir con los requisitos legales y regulatorios en tu área, como licencias y permisos.

Te podría interesar:

Montar una granja de caracoles o un criadero de caracoles es un proyecto emocionante y potencialmente lucrativo. Sin embargo, es fundamental seguir un enfoque paso a paso y tener en cuenta los factores clave, desde la selección del terreno hasta la suelta del alevín.

La inversión en una estructura sólida, un sistema de riego eficiente y mallas de cerramiento adecuadas garantizará el éxito de tu granja de caracoles. Además, es esencial investigar y planificar adecuadamente para cumplir con los requisitos legales y asegurar un negocio exitoso en la cría de caracoles.

Alfonso Carbajal