Invertir vs apostar: ¿Cuál es la diferencia? 

Existen muchas formas de multiplicar nuestros ingresos y crear un colchón económico para el futuro. Muchas personas prueban suerte apostando mientras que otras invierten en varios tipos de negocios. Pero, ¿son los juegos de azar en línea una forma confiable de ganar dinero con el tiempo? ¿Es similar a invertir? Vamos a discutir.

Invertir vs apostar: ¿Cuál es la diferencia? 
Invertir vs apostar: ¿Cuál es la diferencia? 

¿Qué es invertir?

En pocas palabras, invertir es el proceso de comprar activos cuyo valor puede aumentar con el pasar del tiempo, proporcionando rendimientos en forma de ingresos o ganancias de capital. Existen cuatro tipos principales de activos en los que las personas pueden invertir: bienes raíces, acciones, bonos y materias primas.

Por supuesto, invertir requiere tomar ciertos riesgos. Un inversor siempre debe considerar cuánto dinero está dispuesto a arriesgar. Una inversión de bajo riesgo, por ejemplo, generalmente se traduce en bajos rendimientos esperados, mientras que una inversión de mayor riesgo podría generar mayor capital.

¿Qué es apostar? 

Las apuestas y juegos del azar son actividades que consisten en apostar dinero o algo de valor, con la esperanza de recibir mayores ganancias. Usualmente, estas actividades se centran en un evento o juego cuyo resultado puede determinarse por pura casualidad o por un resultado incierto.

Cuando se trata de juegos de casino, tanto online como “offline”, la persona que realiza la apuesta juega contra “la casa”. Esto significa que están jugando un juego de cartas o tragaperras como Sugar Rush contra el crupier, es decir, el mismo casino. Por otro lado, las loterías y las apuestas deportivas, como las carreras de caballos, tienen una ventaja más competitiva ya que los apostadores, en cierto modo, compiten entre sí mismos por obtener el mejor resultado.

¿Cuáles son las diferencias clave entre invertir y apostar?

Tanto la inversión como las apuestas tienen algo en común: el factor de riesgo. De manera similar a la inversión, aquellos quienes realizan grandes apuestas pueden obtener mayores ganancias o pérdidas según el resultado del juego o el evento. Y aquellos que hacen apuestas más pequeñas pueden obtener ganancias modestas o experimentar menos pérdidas significativas.

Las líneas entre invertir y apostar continúan diseminándose cuando se trata de comprar acciones individuales. Se puede decir que invertir en el futuro de una empresa es similar a apostar, ya que el resultado sigue siendo incierto.

Sin embargo, invertir y apostar siguen siendo actividades diferentes. Una de las principales diferencias es que invertir tiene que ver con generar un flujo de efectivo constante a largo plazo. Si bien se esperan altibajos en las acciones o en el mercado en general, la recompensa real se distribuye a lo largo de los años. Por el contrario, apostar es una actividad que se centra en resultados inmediatos.

Cuando se trata de juegos de azar, juegos de casino en particular, la casa tiene una ventaja matemática sobre el jugador que aumenta cuanto más tiempo juega. Esto no es aplicable a la inversión.

¿Son las apuestas una buena inversión personal?

Los juegos de azar no deben considerarse una inversión o una fuente estable de ingresos. Según la organización sin ánimo de lucro, Consejo de Juego Responsable (Responsible Gambling Council en inglés), los juegos de azar y las apuestas no son una forma de ganar dinero, así que las personas no deben practicar estas actividades con el fin de saldar deudas, pagar facturas o financiar un viaje. Apostar debe ser una fuente de entretenimiento y diversión únicamente. 

En conclusión, invertir y apostar son dos actividades completamente diferentes. Mientras que invertir es una actividad que genera una fuente de ingresos a largo plazo, los juegos al azar y las apuestas conllevan a resultados inmediatos y ganancias (o pérdidas) a corto plazo.