La Condusef desenmascara los mitos y realidades de las compras a meses sin intereses

Foto del autor
Escrito por Juan Carlos González

Redactor digital con mas de 10 años de experiencia en marketing, tecnología, emprendimiento y franquicias.

Mitos y realidades de las compras a meses sin intereses, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) ha lanzado una alerta sobre las compras a meses sin intereses, que son una opción popular para realizar compras durante temporadas como Navidad, Año Nuevo o El Buen Fin.

Según la Condusef, esta opción de financiamiento puede provocar problemas de deudas si no se maneja de la forma correcta.

Mitos y realidades sobre las compras a meses sin intereses, según la Condusef:

Mito: Las compras a meses sin intereses no sirven. Realidad: Las compras a meses sin intereses son una buena alternativa para aquellas personas que no quieren desembolsar el total de la compra al momento de la adquisición. Sin embargo, es recomendable que el producto que se desea comprar dure más tiempo que el plazo de pago y que los pagos se realicen en las fechas señaladas para evitar generar intereses por falta de pago.

Mito: El precio de un producto puede aumentar si se compra a meses sin intereses. Realidad: Los comercios deben respetar el precio que se tenía al momento de comprar a meses sin intereses, independientemente del plazo de pago (tres, seis, 12 o más pagos). Esto significa que el precio que se debe pagar por el producto es el establecido en el momento de compra y no debe aumentar.

Mito: La cantidad total a pagar puede ser mayor al comprar a meses sin intereses. Realidad: Es falso que la cantidad total a pagar pueda ser mayor al comprar a meses sin intereses. La cantidad total a pagar incluye el enganche, las parcialidades, la tasa de interés y cualquier otro pago derivado, lo que permite al establecimiento conocer el precio final del producto.

Mito: El tiempo para liquidar las compras a meses sin intereses es demasiado largo. Realidad: El plazo para pagar el producto o servicio se establece en el momento de la compra y no cambia.

Realidad: Los consumidores deben tener cuidado al combinar promociones o adquirir varios productos al realizar compras a meses sin intereses, ya que esto puede afectar directamente su economía.

En resumen, las compras a meses sin intereses pueden ser una buena opción de financiamiento siempre y cuando se manejen de manera responsable y se tenga en cuenta el plazo

Deja un comentario