Saltar al contenido

Método Kanban: cómo mejorar la productividad en las pymes

A día de hoy, tanto las grandes empresas como las pymes necesitan incluir nuevos métodos de trabajo para mejorar la competitividad del sistema laboral

A día de hoy, tanto las grandes empresas como las pymes necesitan incluir nuevos métodos de trabajo para mejorar la competitividad del sistema laboral. Asimismo, fortalecer la convivencia del personal en torno a la colaboración y participación constante de sus miembros. 

Pero crear una comunidad de aprendizaje requiere etapas como la planificación y selección de prioridades. Por tal motivo, queremos que consideres el desarrollo del esquema Kanban para alcanzar estos objetivos. 

¿En qué consiste el método Kanban?

El método Kanban, desarrollado por Taiichi Ohno, un ingeniero industrial japonés que trabajaba para Toyota, es una poderosa herramienta para establecer objetivos, plazos y etapas de trabajo de forma muy visible. 

Consiste en la formulación de tableros, fáciles de usar y abiertos a la personalización, para promover la colaboración en equipo. Algunos de los beneficios más destacables de aprovechar este recurso es que permite elaborar un flujo de trabajo, una nueva forma de visualizar proyectos, ayuda a realizar un seguimiento de todas las actividades y permite dividir una tarea en etapas.  

Elaborar flujos de trabajo

Un flujo de trabajo muestra la secuencia de procesos por los que atraviesa una tarea u objetivo, desde su inicio hasta su finalización. El tablero (físico o digital) propone una interpretación visual del proyecto, su progreso y las subtareas en un solo lugar y al mismo tiempo. 

Incluye etapas como “trabajos pendientes”, “pruebas”, “lanzamiento”, “actividades en curso” y “trabajo terminado”.  También es posible priorizar y diferenciar las tareas con pestañas de distintos colores para personalizar el flujo de trabajo y la lista de actividades. 

Maximiza la eficacia

Esta herramienta reducirá el tiempo de trabajo en su emprendimiento si lo usa correctamente. No tendrá que notificar a todo el personal sobre el progreso del proyecto porque los asignados podrán visualizarlo en un solo esquema. La información fluye sin esfuerzo y la comunicación sobre los resultados. 

Seguimiento de las actividades

Kanban ejemplifica el tiempo que tomaría una tarea en cada etapa. Gracias a esta administración, podrá realizar un seguimiento más exacto sobre el desempeño de sus subordinados, tanto individualmente como en equipo. Este método está orientado para equipos que aspiran a seguir un modelo ágil.

Abierto a la personalización 

Los tableros Kanban están abiertos a compartir los avances con el equipo y recibir comentarios del empleador sobre las mismas. Esta herramienta posibilita un intercambio de ideas, por tanto, los miembros del equipo se sentirán cómodos porque forman parte del objetivo y ofrecen diferentes perspectivas para brindar soluciones. 

El progreso del trabajo registrado, de manera visual, ordenada y limpia, conduce a una sensación de logro para continuar con la siguiente etapa de la tarea. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)