Negocio propio ¿Cómo Saber Cuándo Es Momento De Emprender? Si anteriormente, el camino a la seguridad económica consistía en conseguir un buen trabajo con un sueldo razonable, y quedarse en esa empresa mucho tiempo, o incluso de por vida, hoy en día hay mucho más incertidumbre. Cualquier trabajo que parece seguro hoy podría estar reemplazado por avances en la tecnología, por la externalización de los trabajos al extranjero, o por otros motivos relacionados a los cambios que ocurren rápidamente en un mercado dinámico, cada día más globalizado. Así, la planificación de la carrera cambia, y esto incluye la decisión con respecto a empezar un negocio propio o trabajar por cuenta propia.

Además de la capacidad de generar ingresos, la decisión de empezar un negocio propio significa una oportunidad de construir algo propio, probar sus capacidades y perseguir nuevas experiencias y horizontes. Para las personas que están pensando seriamente en emprender una actividad por cuenta propia, o que ya han tomado la decisión, la pregunta puede ser cómo y cuándo dedicarse por completo al negocio, y qué es lo que caracteriza el empresario exitoso.

¿Cuándo es el momento de dejar un trabajo y emprender con un negocio propio?

No siempre es una buena decisión dejar su trabajo para empezar un negocio propio, por lo menos no al principio. Empezar un negocio constituye una etapa en la vida; es algo que se hace cuando se presenta la oportunidad indicada en el momento indicado. Muchos empresarios trabajan para un sueldo durante gran parte de su carrera. Pero mientras está trabajando en una empresa, es importante siempre prepararse para lo que viene. Hoy, hay mucho más movimiento de trabajadores entre distintas empresas, y con los cambios que ocurren rápidamente en una economía muy dinámica, el desempleo puede llegar en cualquier momento.

Un factor importante para tomar en cuenta es la edad. Los trabajadores que han estado en una empresa durante un tiempo más largo, y que han subido por los escalones de los rangos de sueldo, pueden encontrarse más vulnerables en el evento de un cambio mayor en la empresa, en la industria en que trabaja, o en la economía en general. Puede tener sentido económica y personalmente seguir trabajando después de alcanzar la edad normal para la jubilación, pero puede resultar más difícil hacerlo dentro de una empresa. En ese caso, puede ser factible que una persona que tiene muchos conocimientos y experiencia en el giro de la empresa pueda dejar el trabajo, llevar sus ahorros para la jubilación en su cuenta, y empezar a trabajar por cuenta propia por el tiempo que quiera. Pero de todas maneras, una persona de cualquiera edad, que enfrenta un cambio en su empresa o que prefiere trabajar por cuenta propia, puede hacerlo, con la debida planificación y preparación.

Las Condiciones Económicas

Las condiciones económicas afectan distintos sectores de la economía y distintas áreas geográficas en distintas maneras; así la decisión de empezar un negocio propio dependerá de un conjunto de consideraciones; algunas específicas a su giro de negocios y el área geográfica en que piensa trabajar, y otras más generales, tomando en cuenta, por ejemplo, las tendencias en las tasas de crecimiento, la disponibilidad y el costo de crédito, los valores de arriendo o compra de bienes raíces y otros activos, la demanda de los consumidores y su capacidad de pago.

El momento más adecuado para empezar un negocio propio depende también en el producto o servicio que piensa ofrecer. Cuando hay demanda para el producto o servicio; cuando existe un mercado nicho que no está afectado mayormente por las condiciones en la economía general, o cuando se trata de una innovación, un producto o servicio mejorado, con valor agregado, se puede tener éxito a pesar de las condiciones económicas alrededor.

Hay que tomar en cuenta también el hecho que ya nos situamos en un mercado cada vez más global. Las condiciones en un país pueden ser muy diferentes que las condiciones en otro país, y cuando está pensando en un negocio que tiene un producto o servicio que puede exportar, puede aprovechar las condiciones favorables que puedan existir en otra región del mundo.

¿Qué es lo que Destaca el Empresario Exitoso?

En vez de enfocarse en las características que destacan las personas sobresalientes, que han tenido una idea brillante y han ganado su fortuna en los negocios que han emprendido, se puede enfocar en algunas de las características que son comunes entre los empresarios exitosos. Si bien es cierto que el éxito en un negocio propio tiene mucho que ver con el producto o servicio que se ofrece, la necesidad que satisface, y lo atractivo y innovador que es; el éxito también se debe a una combinación de trabajo rutinario, la capacidad de aprender y recuperarse de los errores, y la suerte.

Experiencia

Es más probable que un nuevo negocio tenga éxito cuando el empresario ya tiene experiencia en la industria y en el giro de negocios en particular. Las redes de contactos que tiene en la industria y el conocimiento de las reglas del juego contribuyen a una puesta en marcha exitosa.

Tiempo

Un negocio propio significa esfuerzo y muchas horas de trabajo. Muchas personas empiezan un negocio en su tiempo libre, mientras siguen trabajando en una empresa, ganando un sueldo. Pero un negocio propio, para que sea más que un pasatiempo, significa un enfoque dedicado, y en muchos casos cuando llega el momento de lanzarse por completo con el negocio, hay que hacer un esfuerzo concentrado, en vez de trabajar en el negocio de a poco durante un período extendido.

Riesgo

El riesgo es parte del juego en todo negocio propio, pero los empresarios no necesariamente son más propensos a tomar riesgos que otras personas. Puede ser que tengan una mayor tolerancia para la ambigüedad y para tomar decisiones cuando enfrentan resultados que no son seguros. Y hay varias maneras de controlar o mitigar el riesgo. Los empresarios exitosos saben controlar sus inversiones y costos, y hacer pruebas sin gastar mucho dinero, para determinar lo que funciona y lo que no da los resultados deseados.

La capacidad de tomar riesgos también tiene mucho que ver con la experiencia. El empresario está en mejores condiciones de tomar decisiones que involucran un grado de riesgo, y se siente más confiado en tomar las decisiones, cuando conoce el negocio.

Ideas

Para que sea exitoso, un negocio propio no siempre significa una idea para un producto o servicio completamente nuevo. Al contrario, eso puede ser la excepción. Muchas veces se trata de hacer algo en forma más económica, más rápida o mejor que los competidores. O el producto podría ser un accesorio para otro producto que ya tiene éxito en el mercado. Un negocio que satisface una necesidad que se puede identificar, tiene mejores posibilidades de éxito.

Financiamiento

Al principio, es probable que el financiamiento para un negocio provendrá de los recursos propios del empresario, de familia y amigos. El financiamiento más tradicional, como aquello que proviene de préstamos bancarios y empresas de capital de riesgo, puede venir más adelante, cuando el negocio propio ha mostrado que está establecido, que está generando un flujo de caja positivo y que tiene la capacidad de crecer. Pero dependiendo del giro de negocios, puede ser que el costo inicial no sea tan grande. Es probable que ya tiene la tecnología que necesita en su casa, como una computadora, conexión a Internet y quizás una impresora, fax o copiadora. Se puede arrendar prácticamente cualquiera otra cosa, incluyendo servicios.