Reglas a seguir en la inversión en bienes raíces

invertir en bienes raíces en méxico

Si has decidido invertir en bienes raíces, queremos felicitarte, es una de las mejores decisiones que has podido tomar, sin embargo la adquisición de un bien inmueble debe estar presidida de 8 reglas fundamentales que queremos que tomes en cuenta antes de aventurarte a la compra:

Las 8 reglas para invertir en bienes raíces

1. La inversión en bienes raíces debe ser rentable

Invertir en bienes raíces requiere algo de trabajo: encontrar buenas ofertas visitando propiedades seleccionadas. Averiguar los detalles de la propiedad. Visitar las propiedades más interesantes y confirmar que en realidad son todo lo que parecía estar en el anuncio.

Invertir en el sector inmobiliario es un negocio como cualquier otro, debemos ser capaces de sacar provecho incluso del pago de las personas, los empleados o empresas que se ocupan de la empresa de inversión inmobiliaria para nosotros.

Es importante pagar a alguien para hacer lo que nosotros no sabemos o no tenemos tiempo de averiguar. O incluso puedes apoyarte de inmobiliarias de confianza que te ofrezcan directamente las mejores alternativas de adquisición de bienes. En nuestra lista de recomendados tenemos a Habiteca si te encuentras en México, para facilitar los procesos de compra-venta.

2. Las inversiones se hacen con la cabeza, no el corazón

Una propiedad para inversión no nos necesita, recuerda que se ha adquirido para generar ganancias. No vamos a pensar en ello, no vamos a trabajar en ello, vamos a sacar provecho de ello. Recuerda que para un inversor dispuesto no existe una mala propiedad, aunque ésta se encuentre en un barrio bajo o en los alrededores de la ciudad. Una buena propiedad para inversión no tiene por qué ser hermosa y bien situada, tiene que ser rentable.

3. A veces, construir puede traer más beneficios que la compra de inmuebles

Esto es simple. Al comprar no solo tendrás que pagar el costo de la construcción, también la ganancia de quien financió esta construcción.  Si te es posible adquirir terrenos y después construir, es mejor que lo realices de esa manera.

4. Hay que dominar todos los detalles de nuestra inversión

Cometer errores en cualquier etapa de inversión puede dar lugar a pérdidas. Debes conoces todos los detalles involucrados en la inversión en bienes raíces y de esa manera estarás haciendo un buen negocio.

5. Necesitas de buenos socios

Aquí va una regla que seguramente ya conoces que dice que dos cabezas piensan mejor que una. Tener buenos socios te reduce de manera dramática el costo de cometer errores. ¿Tienes un amigo que sea abogado? ¿Quizá otro que es ingeniero o arquitecto? ¿Por qué no reunirse con sus amigos y crear sus propias inversiones de bienes raíces?  Juntos, son grandes y el mercado inmobiliario los colocará como un equipo con un plus.  Hay grupos de amigos que se reúnen para comprar empresas enteras a un precio ventajoso debido a su poder de negociación. Otros prefieren unirse para construir y luego alquilar.

Muchas promociones de viviendas, edificios comerciales y proyectos de vivienda son el resultado de pequeñas inversiones entre grupos de socios que nacieron de la noche a la mañana.  ¿Cuántas oportunidades no habrás perdido ya en tu ciudad en los últimos años por la falta de conocimiento?   Si puedes generar alianzas estratégicas para adquirir bienes raíces, no dudes y ¡hazlo!

6. Recuerda que el valor de una propiedad depende de su uso

Hay propiedades residenciales que son malas inversiones si se adquieren para uso residencial y que son grandes si se transforman en bienes raíces comerciales.  La situación inversa también puede ocurrir. El inversor  siempre debe de estar informado y preparado para ser capaz de identificar este tipo de oportunidad que quizá pudiera no ser percibida por el consumidor promedio.

7. Es posible invertir con poco dinero

De hecho no necesitas mucho dinero para invertir en el sector inmobiliario. Incluso hay quienes invierten sin tener ningún dinero, únicamente a través de las propiedades inmobiliarias financiadas y adquiridas a través de un consorcio.

Siempre busca las mejores estrategias para diversificar tus inversiones sin necesitar una gran cantidad de dinero.

8. Invierte de forma segura

Invertir en bienes raíces puede ser arriesgado si antes no se invierte en el conocimiento tal y como lo mencionamos en el punto 4. La compra de una propiedad no es como comprar un coche en un concesionario. Recuerda que lo que genera problemas es la falta de información.

En este punto, y una vez analizados los 8 consejos anteriores, tienes dos caminos para elegir: seguir dudando en invertir tu dinero en bienes raíces o bien, subirte a bordo y unirte en el viaje de uno de los negocios más redituables no solo en México, sino también en el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here