Saltar al contenido

Siete consejos para ahorrar dinero en tu negocio

como ahorrar en tu negocio
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Al iniciar todo negocio es probable que nuestro presupuesto sea corto. Por ende, buscamos reducir los gastos lo más que podamos. Si lo hacemos de esta manera, podremos invertir lo ahorrado en nuestro emprendimiento, y los resultados pueden ser más alentadores. La reinversión es un factor importante.

Si bien es cierto que los consejos teóricos son útiles, al principio lo que queremos son resultados inmediatos, al menos en el ahorro, ya que las ganancias se reflejarán a largo plazo. Por ello, a continuación presentamos siete consejos útiles que te permitirán reducir gastos innecesarios en tu emprendimiento.

  1. No pagar gastos con dinero personal. Es un error muy recurrente en la mayoría de empresarios inexpertos. Es necesario que abras una cuenta solo para tu empresa, de manera que contabilices mejor tus ingresos y egresos. Además, los bancos tienen beneficios para las compañías, que no obtendrás si tienes una cuenta personal corriente.
  2. Reduce la inversión en publicidad. No es necesario que gastes miles de pesos en publicidad en periódicos o revistas. Hay estrategias de marketing digital en las que no necesitarás invertir mucho dinero, y resultan igual de eficaces. Las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram pueden ayudarte a llegar a más personas, sumado al networking que realicemos con familiares y amigos.
  3. Limita el uso del papel. Podemos ahorrar dinero en papel si entregamos facturas y cheques electrónicos. Actualmente hay aplicaciones que nos permiten compartir información y documentos con nuestros clientes. Cuando el negocio progrese, y si en realidad el papel es indispensable para las transacciones, consideraremos su compra.
  4. Trabajar desde casa. Dependiendo del tipo de negocio que emprendamos, podemos considerar trabajar desde casa o contratar a personas que trabajen de manera freelance. Así, ahorraremos mucho dinero en alquilar una oficina, mantenimiento, muebles, recibos, entre otros. Cuando hayamos crecido lo suficiente, ya pensaremos en una oficina. Además, ahorraremos a nuestros clientes el trabajo de visitarnos.
  5. Contrata un contador. Es probable que seamos inexpertos en cuanto a lo que debemos declarar y a los impuestos que tenemos que pagar. De acuerdo con MONEDEROsmart, ahorraremos multas y pagos innecesarios si invertimos en un contador. Nos saldrá más barato contratar uno a largo plazo, y lo que buscamos es economizar lo más que podamos.
  6. Negocia con tus proveedores. Es importante mantener buenas relaciones con nuestros colaboradores. Y los proveedores son parte importante para nuestro negocio, por lo cual debemos sacarles el máximo provecho posible. Muchos de ellos ofrecen descuentos si pagamos puntualmente. Debemos estar seguros de obtener los mejores precios por las materias primas que necesitemos. En este punto, los contratos a largo plazo por lo general generan cierto descuento a nuestro favor.
  7. Organiza tus actividades. Para que nuestro negocio prospere, debemos tener un buen plan de acción, pero también es importante organizar nuestro tiempo y gastos al más mínimo detalle. Cada día debemos anotar, ya sea en un libro físico o virtual (Excel), cada peso que gastemos. Quizá a fin de mes notemos que hemos pagado taxis innecesarios o usado más de lo debido la línea telefónica. Para la próxima vez planearemos mejor y notaremos la diferencia.

Estos consejos son realmente útiles para todo emprendedor. También ahorraremos bastante dinero si solo usamos los servicios al momento que los necesitamos. Son consejos prácticos, por ejemplo, trabajar de preferencia con la luz del día, así reduciremos los recibos de luz. Además, usar una laptop en lugar de una computadora economiza muchísima más energía eléctrica.

Otro punto es evitar endeudarnos con tarjetas de créditos cuyos intereses son demasiado altos. Debemos mantener un buen historial crediticio para el momento en que realmente necesitemos de un préstamo para lograr ciertas metas.