[…] El ejercicio es una de las formas de estimular a las personas en su centro de trabajo, pero no es la única. De hecho, se deja de lado otras maneras de impulsar la productividad, como una buena alimentación. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 20 % de los empleados puede aumentar su rendimiento laboral siguiendo una alimentación saludable. Un bienestar físico y mental favorece en gran manera su desempeño. […]

Responder