Impuesto al Ahorro: Impacto de la nueva tasa fiscal en las inversiones del 2024

Foto del autor
Escrito por Alfonso Carbajal

Redactor digital con mas de 10 años de experiencia en marketing, tecnología, emprendimiento y franquicias.

El Impuesto al Ahorro en México ha experimentado un cambio significativo este año fiscal. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha implementado una tasa de retención del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que impactará directamente en las ganancias generadas por diversas inversiones. Esta medida, en apariencia mínima, establece un 0.5% como tasa de retención sobre las ganancias obtenidas por inversiones que superen el límite exento marcado por el SAT, fijado en 149 mil pesos.

¿Qué implica esta tasa de retención?

La tasa de retención del Impuesto al Ahorro es aplicable únicamente a las ganancias generadas por inversiones en distintos instrumentos financieros, como CETES, bonos, udibonos, pagarés bancarios o SOFIPOS. Esta retención se activa únicamente si las ganancias superan el límite exento establecido por el SAT.

¿Cómo se calcula este impuesto?

La tasa de retención aprobada del 0.5% representa $5 pesos por cada $1,000 pesos de ganancias obtenidas. Por ejemplo, si un ahorrador invierte $100,000 pesos en CETES y obtiene $10,000 pesos de ganancia, deberá pagar un ISR de $50 pesos.

¿Por qué se implementa esta tasa?

La medida busca ajustarse a proyecciones económicas, anticipando una menor inflación y un ajuste en las tasas de interés. La tasa de interés se proyecta en un 9.5% como parte de la normalización de la política monetaria del Banco de México. Además, se espera una reducción de la inflación de 4.5% a 3.8% para el año en curso.

¿Quiénes están exentos de este impuesto?

Las cuentas de pensiones y los saldos en cuentas de ahorradores que no excedan los 149 mil pesos están exentos de esta retención fiscal.

¿Cómo pueden recuperar los inversionistas esta tasa?

Existe la posibilidad de recuperar esta retención al momento de presentar la declaración de impuestos al final del periodo fiscal. Esta medida permite a los inversionistas compensar este impuesto contra el cobro final de ISR.

El cambio en el Impuesto al Ahorro se convierte en un punto crucial para los inversionistas, quienes deberán considerar este nuevo porcentaje al calcular sus ganancias netas. A pesar de representar una carga adicional, la posibilidad de compensar esta retención al final del periodo fiscal proporciona un alivio financiero significativo para aquellos con inversiones considerables.

Es importante que los ahorradores e inversionistas estén al tanto de estos ajustes fiscales, ya que estos podrían impactar directamente en sus rendimientos netos. La transparencia y la comprensión de las regulaciones tributarias vigentes son fundamentales para tomar decisiones financieras informadas y estratégicas.

Te podría interesar:

El Impuesto al Ahorro del 0.5% sobre las ganancias de inversiones representa un cambio fiscal relevante para los ahorradores e inversores en México. Si bien implica un nuevo costo, la posibilidad de recuperar este impuesto al presentar la declaración de impuestos al final del periodo fiscal brinda un alivio financiero y una oportunidad para ajustar estrategias de inversión. Estar informado sobre estas regulaciones resulta vital para tomar decisiones financieras efectivas y maximizar los rendimientos netos en un contexto económico cambiante.

El Impuesto al Ahorro se presenta como un elemento crucial en la planificación financiera, y comprender su alcance y efectos se vuelve esencial para los inversionistas en el panorama económico actual.

Deja un comentario