Qué es una startup, como funciona y características

Foto del autor
Escrito por Juan Carlos González

Redactor digital con mas de 10 años de experiencia en marketing, tecnología, emprendimiento y franquicias.

Una y otra vez emergen tendencias novedosas en diversos sectores, integrado el laboral y empresarial. Hoy deseamos dialogar un poco sobre las startup, organizaciones asociadas a la economía digital que aunque tienen la posibilidad de semejarse a las pymes, poseen relevantes diferencias que las separan.

Empecemos desde su definición. Dentro de todo el mundo de los negocios, más que nada de esos vinculados con las novedosas tecnologías, se entiende como startup a cualquier organización que haya sido engendrada de forma actual, con pocos recursos empero de excelentes resultados económicos en un poco tiempo, conseguidos mayormente desde inversores que apuestas por ellas.

¿Cómo es el funcionamiento de una startup?

Una start up es, en resumen, una organización emergente en el marco de lo tecnológico y digital, bastante innovadoras, con buenas maneras de incremento y que acostumbran fundamentarse en un modelo de comercio escalable. En varios casos, una vez que una startup crece mucho, acaba por ser absorbida por organizaciones mejor consolidadas. Varios de las gigantes organizaciones que conocemos en la actualidad comenzaron como startups por ejemplo: Amazon, Facebook, Airbnb, Spotify, Uber, entre otras más.

Ahora se han convertido en referentes de emprendimiento a grado universal. Cabe resaltar que una vez que una startup crece tanto, puede recibir el nombre además de organización unicornio. Veamos ahora qué otras propiedades relevantes poseen las startups, además de las mencionadas antes.

¿Qué ventajas tiene una startup?

Equipo de trabajo: aunado a que las startup son organizaciones o compañías, parte importante de su personal además se distingue por ser bastante jovenes.

Bajo coste: otra de las propiedades primordiales es que estas organizaciones llegan a tener precios bastante por abajo de los ingresos que consiguen, asimismo, no se requieren inversiones bastante enormes para incrementar sus beneficios, a diferencia de las pymes.

Escalabilidad: habíamos dicho ya esta característica, empero la repetimos. Acostumbran escalar en la economía de forma bastante instantánea, y no solamente poseen esta escalabilidad, sino que además los trabajadores poseen la posibilidad de crecer profesionalmente en las organizaciones.

Tecnología: podríamos mencionar que básicamente cada una de las startups poseen un elemento tecnológico o digital bastante profundo, inclusive dentro de la financiación.  Como tendrás la posibilidad de notas, las startups son sin lugar a dudas un modelo de organizaciones no solamente presente, sino que tiene mucho para seguir siendo en el futuro todo un ejemplo del emprendimiento.

Deja un comentario