Workaholics: La adicción al trabajo y cómo evitar caer en ella

Foto del autor
Escrito por Alfonso Carbajal

Redactor digital con mas de 10 años de experiencia en marketing, tecnología, emprendimiento y franquicias.

Workaholics ¿Alguna vez has sentido la necesidad de avanzar haciendo un trabajo todavía fuera de tu horario de trabajo? Sin que importe si te pagan o no las horas adicionales o si prefieres laborar más tiempo que asistir a compromisos individuales o pasar tiempo con tus seres queridos. Si es de esta forma, es viable que sufras de adicción al trabajo.

La adicción al trabajo se caracteriza primordialmente por una necesidad constante y desmesurada de hacer ocupaciones en relación con el trabajo, dejando de lado pasatiempo, reuniones sociales y tiempo de tiempo libre. Estas actividades tienen la posibilidad de tener un intenso efecto negativo en la salud física y emocional de los individuos, además de en sus colaboraciones interpersonales

Todo sobre la adicción al trabajo y cómo evitarla

Los individuos que padecen de esta necesidad, llamadas como workaholics, tienen la posibilidad de experimentar inclusive sensaciones de responsabilidad si no trabajan todavía una vez que no es necesario, y puede provocar ansiedad y estrés a extenso plazo.

Las primordiales razones para desarrollar esta necesidad integran la necesidad de tener el control en las labores laborales, siendo incapaces de encargar responsabilidades o de admitir solicitudes que sobrepasan sus habilidades recientes. Asimismo, puede originarse de una necesidad o ambición por el dinero, o bien, de la carencia de organización y la procrastinación, que causa que se acumulen las responsabilidades.

Quizá hayas detectado alguna de estas prácticas o ocupaciones en cualquier familiar, amigo, camarada de trabajo o inclusive en ti mismo, por lo que te dejamos varias señales para detectar una viable adicción al trabajo:

  • No tomar descansos reales.
  • Saltarse comidas o ingerir a medida que trabajas.
  • No tomar sus descansos que corresponden o adelantar trabajo a lo largo de sus días libres.
  • Estar conectado una y otra vez.

La digitalización en la actualidad posibilita que los individuos se encuentren conectadas a internet en todo instante, no obstante, esto puede provocar una necesidad de estar conectados al trabajo sin que importe la hora o el día. Labora fuera de su espacio de trabajo.

En los casos de quienes trabajan en oficina, una vez que se sufre de esta adicción acostumbran llevarse inclusive el trabajo a su vivienda con el propósito de no dejar de realizar sus tareas; y en la situación de quienes trabajan de manera remota, llevan sus pendientes a todos sus espacios, a partir del comedor, la sala hasta su propia habitación.

La adicción al trabajo puede tener un efecto negativo en la salud física y de la mente.

¿Cómo evitar ser workaholic?

Te comparto a continuación algunos consejos que te tienen la posibilidad de contribuir a eludir caer en estas actividades y desarrollar una interacción más sana con tu trabajo.

  • Instituye horarios fijos.
  • Designa una hora de ingreso y de salida.
  • Hacer ejercicio o hacer cualquier hobby.
  • Escucha a tu cuerpo humano.
  • Aprende a identificar una vez que te sientas cansado y dale prioridad a tu confort.
  • Encarga responsabilidades.
  • No tengas temor a mencionar “no”, si te asignan alguna labor que sientas que no tengas la función de hacer con tu carga de trabajo de hoy.
  • Instituye tus prioridades.

Principalmente varias labores poseen un más grande grado de urgencia que otras, por lo cual puedes echar un vistazo a tu lista de pendientes y iniciar por laborar en las que tengan más grande prioridad. En última instancia, si sientes que este es un inconveniente serio en ti o en alguien que conoces no olvides que esta no deja de ser una adicción que debería ser captada con seriedad, por lo cual es aconsejable buscar procedimiento psicológico.

Deja un comentario