Hoy voy a entrar directamente en temas más prácticos, en concreto, voy a contarte cuáles son los elementos imprescindibles para crear el sitio web de tu empresa en 4 sencillos pasos.

1. Dominio

El primer paso para crear tu sitio web es elegir un dominio. Puede parecer sencillo pero este es uno de los puntos claves. Tu dominio va a pasar a ser parte de tu marca (o de la de tu empresa), por lo que debe ser fácil de recordar y no excesivamente largo. Una consideración importante es elegir que extensión quieres usar. Es decir, tudominio.com, tudominio.com.mx (para México)

¿Punto com.mx o Punto com?

El consejo básico es:  si tu negocio está en México usa la extensión .com.mx o .mx  Y estoy de acuerdo con ello a medias.  La extensión de tu dominio va a ayudar a Google a situar tu web o blog en su ranking para el país al que corresponde esa extensión. De modo que si tu extensión es ..com.mx  Google tenderá a situarte en los resultados para México.

Esto es bueno si tu negocio es local y por eso estoy de acuerdo con que se debe usar. Pero, antes de lanzarte a comprar un dominio .com.mx párate a pensar en tu estrategia. Si tu empresa ofrece servicios de tintorería o un restaurante obviamente una extensión .com.mx resulta mas apropiada. Pero si los servicios que ofreces son por ejemplo, de consultoría, incluso si tu empresa tiene sede en Mexico y está en principio enfocada a este país, deberías plantearte usar la extensión .com.

Recuerda que existen muchos países hispanohablantes. Y aunque en principio no sean tu público objetivo (el público al que te diriges), no debes cerrar puertas a ampliar en algún momento tus servicios a otros países. La ventaja de tener un presencia en Internet es que en muchas ocasiones puedes prestar el servicio de forma remota a través de e-mail, Skype, etc.

Si desde el principio utilizas una extensión .com estás dejando abierta una puerta a la deslocalización. Y si a pesar de usar .com sigues prefierirendo enfocarte sólo a Mexico  Google te da la opción a través de Google Herramientas para Webmasters de orientar tu dominio geográficamente a un país determinado.

En resumen, con la extensión .com puedes decidir: local o internacional. Con el .com.mx te limitas mucho al ámbito local.

¿Dónde comprar el dominio?

Existen numerosos lugares donde comprar el domino. Hay muchos muy conocidos por ejemplo Godaddy, pero yo particularmente recomiendo Hospedando porque es una empresa mexicana y eso te beneficia al tener soporte en español y en tu país los precios son muy económicos y en pesos con la factura correspondiente.

2. Hosting o alojamiento web

Una vez que tienes el dominio necesitas alojarlo en algún sitio. Para ello debes contratar el servicio de hosting. La elección del mismo dependerá de tus necesidades. Por ejemplo, para un sitio con poco tráfico o una web pequeña, es suficiente con contratar un alojamiento compartido y de precio más económico. En hospedando el dominio viene incluido al contratar cualquier plan de hospedaje.

3. WordPress

El tercer paso es elegir una plataforma para crear tu sitio web. Hay varias, pero he titulado este apartado WordPress porque es la plataforma de blogging más importe y más utilizada en todo el mundo.

Blogger o Typepad son habituales también, si bien la empresa que gestiona TypePad acaba de anunciar que no va a seguir invirtiendo en el desarrollo de esta plataforma. Y esa es la razón principal por la que no debes utilizar plataformas gratuitas (incluyendo WordPres.com).  Además de que existen limitaciones muy estrictas sobre la publicidad que puedes alojar en tu blog, siempre corres el riesgo de que la compañía cierre, cambie sus planes, etc y pierdas el blog que llevas años haciendo crecer.

Otro motivo es el inconveniente de que en estos dominios gratuitos suele ir incluido el nombre de la plataforma y eso afecta a la imagen: Ej. www.minegocio.wordpress.com

Para evitar todos estos problemas, contrata tu propio hosting instala en él WordPress (también es gratuito pero no confundir con WordPress.com)

4. Diseño

Si ya tienes todo, sólo falta diseñar tu sitio web. Esta puede ser la parte más interesante y también la más frustante. Existen decenas de plantillas o themes de WordPress gratuitas. Puedes encontrarlas en WordPress directamente.

Una recomendación: mucho cuidado con las plantillas gratis que encuentres fuera de WP porque pueden y suelen estar cargadas de virus, troyanos, exploits o simplemente enlaces ocultos a páginas web que los creadores de la plantilla quieren rankear.

Otra alternativa es comprar una plantilla Premium, que siempre te dará más opciones para adaptar la imagen de tu blog a tu gusto. Además suelen estar optimizadas para cuestiones de SEO, Publicidad, Google Adsense, etc. Te recomiendo Template monster cuenta con una gran selección a precios muy económicos.

Es muy fácil crear tu propio sitio web y darle un aspecto profesional. Pero por supuesto, si no tienes mucha idea de html, plugins, etc. y te lo puedes permitir lo mejor es contratar a un diseñador que te ayudará a conseguir lo que quieres y a optimizar tu marca.