Contratar los servicios de oficinas virtuales ofrece el beneficio de la reducción de costos tanto para micro, pequeñas y medianas empresas hasta grandes corporativos y empresas transnacionales. No sólo eso, sino que proporciona comodidad, ayuda a mejorar la imagen de la marca, hacer nuevos socios y proporciona una dirección física que dará prestigio a tu perfil profesional. Pero la principal ventaja de alquilar una oficina virtual es la cantidad de gastos que te ahorrarás en el día a día de funcionamiento de tu negocio.

Ahorra en gastos de oficina

La compra o alquiler de las instalaciones desde las que gestionar tu negocio supone un desembolso importante. Además de pagar al propietario o responder ante el banco, en el caso de pedir un préstamo, tendrás que hacer frente a impuestos, acondicionamiento del local y gastos de administración del edificio. Contratar una oficina virtual tan solo requiere un sencillo pago mensual y el total a pagar es mucho más asequible que la compra o alquiler. Aunque solamente contrates los servicios de la oficina virtual, tu empresa dispone de una dirección comercial en un edificio representativo y salas disponibles para reunirte con sus clientes en un ambiente sofisticado y elegante.

Reducción de los gastos generales

Cuando contratas los servicios de la oficina virtual, podrás observar un ahorro sustancial en los gastos fijos mensuales. Facturas de servicios generales, limpieza y parking están incluidos, por no hablar del acceso a Internet y equipos de oficina como escritorios, ordenadores, impresoras e incluso máquina de café.

Tu oficina en marcha

Las empresas que prestan servicios de oficina virtual suelen emplear personal de apoyo, encargado de administrar el día a día en el funcionamiento de una oficina. Las dos principales ventajas son:

  1. Que podrás concentrarte en tu negocio desde el primer día, porque todo lo que te rodea ya está en movimiento. El personal de apoyo incluye recepcionista multilingüe para contestar y transferir tus llamadas, un equipo de técnicos informáticos a tu disposición, técnico de mantenimiento y personal de seguridad privada.
  2. Disfrutarás de todos estos servicios, pero no tendrás que pagar por ninguno de ellos, ya que forman parte del personal en nómina de la empresa a la que contratas los servicios de oficina virtual.

Flexibilidad

Disponer de una oficina en pleno funcionamiento permite a los propietarios de negocios pasar más tiempo fuera de la oficina, con la certeza de que hay un equipo atendiendo su negocio.

Puedes optar por trabajar en tu casa por comodidad, o ausentarte en viaje de negocios para reunirte con un cliente. Actualmente la flexibilidad es especialmente importante, sobre todo para el nuevo modelo de empresa que trata de hacer malabares con demasiados platos para afianzar el negocio, donde de vez en cuando hay que dejar de lado los despachos un día para atender obligaciones en otras áreas de la empresa.

Las oficinas virtuales están creciendo en popularidad. Empresas de todos los sectores y tamaños reconocen los enormes beneficios que ofrecen, principalmente con respecto a la reducción de gastos y la comodidad de trabajar en un ambiente organizado.