Derecho al ascenso laboral, según la Ley Federal del Trabajo

Foto del autor
Escrito por Alfonso Ramírez

Redactor digital en México Emprende. 

Como trabajadores o empleadores hay ciertos derechos que se hallan en la Ley Federal del Trabajo (LFT) y que desconocemos, uno de ellos es el derecho al ascenso, que no significa precisamente el tener que subir a alguien. Ahora te describimos de qué va y cómo puede funcionar para motivar a los trabajadores o encontrar talentos en ellos que ignorabas.

Principalmente, una vez que se piensa en conceder un ascenso a una persona, éste puede surgir de una apreciación personal, lo que provoca que la votación no constantemente sea la mejor, pues es complicado ser realmente objetivo.

El ascenso puede surgir de la camaradería, o de fácil protocolo, sin embargo si nos basamos en lo cual instituye la Ley Federal del Trabajo, tenemos la posibilidad de lograr una mejor perspectiva.

El derecho al ascenso, según la LFT, es un derecho que poseen todos los empleados, por el que deberían ser considerados en los procesos internos de selección para un cargo preeminente o puesto de trabajo máximo al que fueron contratados.

El derecho está predeterminado en los artículos de 154 al 162, y tienen la posibilidad de apoyar como orientación al jefe para este proceso de selección. De nuevo, reiteramos que este derecho no ordena al jefe o empleador a conceder el cargo a los trabajadores solamente pues sí, sino que lo invita a considerarlos en el proceso.

Lo que incentiva que logre analizarse de mejor forma los logros desarrollados por los trabajadores que podrían llevarlos a ser una buena elección de ascenso.

Los artículos de la Ley Federal del Trabajo enfocados en este asunto, funcionan para lograr elegir al mejor candidato. según lo predeterminado, dichos son los lineamientos que tendrían que seguirse:

Se debería ofrecer prioridad a trabajadores mexicanos anteriormente que a extranjeros.  Tener en cuenta en primera instancia al trabajador que cuente con más vivencia y haya servido de forma exitosa en todo aquel tiempo.  Ofrecer prioridad a quien cuente con un perfil profesional más completo o con mayor grado de enseñanza.

Priorizar al trabajador que se encuentre más preparado, en vez de a quien no lo está. Esto con base a vivencia o formación.  Los trabajadores sindicalizados tienen que tener preferencia a un ascenso por parte de la empresa.

Estas directrices, si bien no son obligatorias, tienen la posibilidad de contribuir a que el empleador o jefe analice de forma más fuerte a los trabajadores con los que ya cuenta como probables posibilidades para un ascenso gremial.

585e147c20d84a1e6ec2c5d9bd5866e7

Deja un comentario