¿Qué es un paro técnico laboral en México y cómo funciona?

El concepto de paro técnico laboral no está en la legislación de la nación. Se sabe más usualmente únicamente como paro técnico. Hablamos de un esquema de operación acordado con los empleados de una compañía en donde se modifican diferentes puntos del trabajo, como por ejemplo la jornada, los salarios y cualquier otro aspecto gremial, para de esta forma poder garantizar la vida de la fuente de trabajo.

Como tendrás la posibilidad de dar por sentado, es una situación que muchas pequeñas, medianas y enormes organizaciones debieron de optar para lograr preservarse el año pasado, a lo largo de la primera ola de la enfermedad pandémica. Aunque parece sencillo de comprender y de ejercer, no es tan simple optar por él.

Se regresó bastante exitosa el concepto de paro técnico el año pasado, de esta forma que trataremos de ahondar en él. Has de saber, primero que la Ley Federal del Trabajo no lo tiene contemplado tal, sin embargo el término no es nuevo, puesto que inició a circular en nuestra región más o menos en 2009, una vez que sucedía la crisis financiera mundial.

Pese a que no está en la legislación gremial mexicana, sí tenemos la posibilidad de encontrarlo en la Organización Internacional del Trabajo, con la definición de “suspensión temporal de las colaboraciones laborales”, o “reducción de las condiciones en general de trabajo, primordialmente en la jornada y salarios, por de esta forma convenir a los intereses tanto de los patrones como de los trabajadores, con el fin de evadir conflictos y conservar el empleo”.

De esta forma, ciertos profesionales en el asunto encontrarían el motivo legal del paro técnico gremial en el artículo 57 de la Ley Federal del Trabajo, sin embargo muchísimo más en el artículo 427, en el que se reconoce la probabilidad de suspender de forma temporal las condiciones en una interacción gremial frente a situaciones particulares.

Cabe resaltar que la Secretaría del Trabajo reconoció además que hablamos de una medida aplicable frente a un escenario de caída en la actividad económica, como se vivió parte importante del año pasado y que aún puede repetirse a lo largo de este. A lo largo de 2008 y 2009 se han realizado paros técnicos, aunque fueron nombrados como Programa para la Preservación del Trabajo. Se buscaba minimizar el precio para las organizaciones.

Para que una compañía logre ejercer este procedimiento, hay ciertos requisitos que se tienen que consumar. Ejemplificando, la medad debería ser un resultado de común consenso entre trabajadores y empleador, debería establecerse el acuerdo de las novedosas condiciones laborales.

Aquello es lo primordial, empero además la organización puede optar por un paro técnico gremial en caso de fuerza más grande no imputable al jefe, la carencia de materia prima, no imputable al jefe tampoco, el exceso de producción con interacción a las condiciones económicas y situaciones de mercado.

La incosteabilidad, falta de fondos e inviabilidad de obtenerlos, o suspensión de tareas o trabajos que declare la autoridad a la que le competa el asunto.

Deja un comentario