¿Qué es y para que sirve una prueba psicométrica laboral?

En varios procesos de reclutamiento, actualmente, son cada vez más frecuentes las pruebas psicométricas. Previamente sí se aplicaban, empero ya en la compañía, es subjetivamente existente que ahora se hagan anterior a dictaminar si un candidato es o no contratado, empero conozcamos un poco bastante más de ellas.

Aunque su aplicación presente sí es más o menos presente, realmente estas pruebas poseen un origen previo a un siglo, debido a que los primeros tests psicométricos podríamos ubicarlos en torno al año 1870, y más que en el campo laboral, se usaban en un ambiente educacional, puesto que su objetivo era detectar a los alumnos con superiores habilidades o de sabiduría preeminente al resto.

Esto, en relación a sus inicios, claro está que fueron evolucionando y de rápido se insertaron en los departamentos de Recursos Humanos de numerosas organizaciones.

De esta forma, es ya común que en diversos procesos de reclutamiento se encuentre incluida un examen psicométrico (si bien aún se utiliza en el campo educacional, puesto que para programas de maestría además es un requisito). En la apariencia laboral, se aplican como herramientas que permitan una aproximación a conocer cuáles son los aspectos de potenciales trabajadores. De manera resumida, mencionemos que estas pruebas permiten tener una imagen más general y completa del aspirante.

Hay situaciones en las que dichos tests no son considerados como parte del proceso de reclutamiento, y solamente se utilizan para terminar el expediente de alguien ya contratado, con el fin, así mismo, de conocer los aspectos del nuevo trabajador. Las pruebas psicométricas tienen la posibilidad de dividir en examen o tests psicométricos y en evaluaciones psicométricas. Son diversos unos de otros. Los primeros, los examen, usan cuestiones con respuestas elementales e incorrectas, o sea, allí sí podrías equivocarte al contestar.

Por otro lado, la evaluación es un cuestionario abierto, sin respuestas necesarias o incorrectas, son generalmente afirmaciones y tú decides si estás de consenso o en desacuerdo, empero no hay algo adecuado de forma rigurosa.

Por estas mismas diferencias, los examen psicométricos tienen la posibilidad de ser de lógica, capacidad cognitiva, matemáticas y demás, mientras tanto que las evaluaciones psicométricas estarían más inclinadas a la personalidad, sabiduría emocional y preferencias de comportamiento. Ahora, ¿Qué es lo cual puede medirse? En general, con estas pruebas puede conocerse:

Habilidades del candidato: valores, capacidades, competencias.  Potencial: se puede predeterminar su potencial y restricciones en el sector donde se desarrollará, ejemplificando, en el trabajo en grupo.  Manejo en el trabajo: desde el comportamiento del candidato, se podría adivinar cómo se desempeñará.

Deja un comentario